FISICOCULTURISMO TOTAL

Noticias, Videos, Fotos y Novedades, Torneos, Entrenamiento, Suplementos, Nutrición y Esteroides, Entrevistas.

Seguidores

10 de marzo de 2012

Fisicoculturismo: Buenas razones para usar un diario de entrenamiento

Los atletas van al gimnasio preparados para enfrentar otro duro día de entrenamientos armados por ejemplo con un cinturón, guantes, y una botella de agua pero cuando llega la hora de cargar la barra para la sentadilla en cierto momento la mente hace dudar al practicante sobre la relación al peso que levantó la semana pasada, es el momento donde la certeza es muy necesaria.

Los que llevan sus entrenamientos con seriedad requieren primordialmente de un diario de entrenamiento que puede revelar los patrones de desarrollo de fuerza, alteración del peso, la actitud mental, el exceso del entrenamiento, y los índices del progreso superando así inclusive al más dedicado compañero del entrenamiento registrando cada serie y cada repetición que son importantes por ciertos motivos.

Ayuda a ser más precisos

En primer lugar el diario mantiene un registro preciso de lo que realmente se hizo; y aunque el atleta cree que tiene una memoria casi fotográfica en relación a sus series y repeticiones, esto evitaría estropear algunos entrenamientos.

Está claro que muchos son capaces de recordar sus grandes récords personales en los movimientos principales pero no siempre se acuerdan de su segunda serie de elevaciones laterales pasadas las semanas, y es ahí donde el diario de entrenamiento apoya completamente al plan de trabajo.

Es una herramienta exitosa

Más allá de esto si se desea obtener buenos resultados en el entrenamiento, el registro se hace con una plantilla que debe funciona para uno mismo;

Si en la sentadilla se sube 40 kilos en 2 meses después de seguir un determinado programa de entrenamiento, entonces existe una fuerte probabilidad de repetir este entrenamiento en algún momento ayudando así a proporcionar progresos en las sentadillas.

Si no se tuviera resultados positivos en ciertas rutinas o días, la buena noticia es que el diario de entrenamiento ayuda a aprender de los errores enseñando al atleta lo que no funciona y lo que no se debe hacer.

Es un aula de enseñanza virtual y constante

Para muchos, el simple acto de apuntar los detalles es una poderosa herramienta de aprendizaje; en todas las áreas de la vida al registrar o apuntar las cosas importantes que se acaba de realizar en un entrenamiento ayuda a analizar y sacar conclusiones en el momento preciso mejorando el desempeño diario de cualquier deportista.

El acto de fijar esta información y memorizar los registros incrementa la posibilidad de desarrollar mejores entrenamientos ya que las cuestiones simples que surgen dentro de las rutinas como la secuencia de movimientos en la fase positiva o negativa, o llegar hasta el esfuerzo máximo en una serie, o modular el tiempo de descanso entre las series tienen sus respuestas en el diario de entrenamiento tanto en estadísiticas como en probabilidades diarias.

Los registros motivan

Llevar un diario de entrenamiento también puede ser muy motivador; se puede mirar atrás en el tiempo y los registros del pasado y ver que la serie más difícil a una altura se convirtió después en la serie más fácil.

Esto hace que un diario de entrenamiento sea muy gratificante; habiendo pocas áreas en la vida en que se puede obtener el tipo de feedback constante y objetivo que la musculación proporciona ya que cada serie y repetición representa datos preciosos acerca del progreso.

Lo único que queda en manos del atleta es saber interpretar la información y cuando los resultados producto de este análisis son positivos, puede hacer maravillas en el incremento de la autoconfianza y autoestima; es muy motivador ver que se está obteniendo progresos con el trabajo duro ya sea dentro del mundo deportivo o laboral.

La plantilla previene lesiones

Los diarios de entrenamiento pueden ayudar a prever y hasta prevenir lesiones; cuando los problemas ocurren se puede verificar el historial del diario y ser capaz de conseguir identificar el porqué o el cómo después de haber ignorado las señales irritantes de una lesión en un levantamiento de mucha carga por ejemplo.

Al ser capaz de identificar lo que afecta al cuerpo de forma negativa, se puede planear las cosas de forma a disminuir las probabilidades de tener problemas similares en el futuro.

El secreto de los mejores atletas

Al observar a los mejores atletas del gimnasio, especialmente los powerlifters y atletas de fuerza serios se contrasta a los perdedores de los ganadores; esta es la mejor razón de todas porque existe una correlación directa entre la calidad de los registros mantenidos y el éxito con el levantamiento de pesas.

Sabemos ahora que el diario de entrenamiento es una de las mayores ayudas disponibles para obtener progresos en el gimnasio por ello es interesante:

Adquirir un block de notas decente para registrar el entrenamiento.

Es mejor no limitarse a los blocks pre-determinados pues limita la capacidad personal en las series o cantidad de ejercicios.

Es preferible usar esos cuadernos de tapa resistente y anillos; también debe tener un tamaño adecuado para llevarlo en el bolso de entrenamiento.

Las hojas no se deben rasgar con facilidad.

Es mejor registrar un entrenamiento por página siendo así más fácil recurrir al historial, en todo caso a la hoja de la izquierda se puede anotar los datos del entrenamiento y en la hoja derecha las observaciones sobre las medidas diarias, estado de ánimo y los datos relacionados a la dieta, suplementación y niveles de descanso incluido las horas de sueño.

Es necesario anotar el día de la semana y la fecha bien clara porque saber el día ayuda a encontrar información.

Sobre los registros:

Registrar el peso corporal todos los días; esta es una variable simple pero bastante importante ya que se puede conocer el peso general a lo largo de los años y relacionar el peso corporal para comprender el desempeño de un determinado día de entrenamiento.

El registro regular del peso corporal también ayudará a comprender la forma como el cuerpo responde a los alimentos.

Se debe anotar todo incluyendo las actividades fuera del gimnasio, la suplementación y la dieta del día, las series de calentamiento, estiramientos, los tiempos bajo tensión, los descansos, y así también los récords personales (ayuda a preparar otro día fenomenal) que puede ayudar a copiar lo que exactamente se hizo un día especial, siendo este uno de los objetivos del entrenamiento.

Nunca se debe olvidar las configuraciones de las rutinas desde las inclinaciones hasta las variaciones en los movimientos y por supuesto las cargas, así como la cadencia de las fases positivas, neutras, negativas y de descanso en las repeticiones y series.

Los niveles de esfuerzo también forman parte del registro personal ayudando al atleta a comprometerse a replicar los días fabulosos o modificar las cosas cuando los días son desastrosos.
Si se ejecutaron ejercicios con la supervisión de un compañero se puede indicar esto; si hubiere alguna incomodidad personal o se tiene una buena compenetración también puede incluirse en las observaciones.

El registro de las incomodidades desde los dolores hasta las molestias se deben anotar utilizando una tasa personal de percepción de esfuerzo indicando la dificultades de las series importantes.
Se complementa el registro con los latidos cardiacos y el tiempo total de actividad y descanso diario siendo útil para regular la capacidad cardiovascular o el acondicionamiento físico incluida las horas de sueño.

Cuando aparece una enfermedad o algún imprevisto físico durante el programa de entrenamiento también puede ser útil realizar el monitoreo evaluando mejor las opciones para recuperarse y seguir con lo planeado.