FISICOCULTURISMO TOTAL

Noticias, Videos, Fotos y Novedades, Torneos, Entrenamiento, Suplementos, Nutrición y Esteroides, Entrevistas.

Seguidores

29 de mayo de 2010

Nutrición: La cafeína y su vinculación al ejercicio

La cafeína es sin dudas una de las drogas más aceptadas socialmente. Su relación con del deporte siempre generó debate, ya que son numerosos los estudios con opiniones encontradas acerca de los beneficios que puede acarrear su consumo para los atletas

El consumo de la cafeína se aprecia tanto en numerosos medicamentos como en el cacao, las bebidas colas e infusiones como el café, el té y el mate.

Son numerosos los estudios con opiniones encontradas acerca de los beneficios que puede acarrear su consumo para los atletas.

Los primeros estudios datan de la década del 70 a cargo del profesor Dave Costill. Los mimos describían a la cafeína como una sustancia beneficiosa para el ejercicio prolongado de intensidad moderada, si se consumía en la hora previa a la actividad.

Durante años, el Comité Olímpico Internacional restringió su consumo hasta un nivel de 12 ug/ml en la orina de una persona. Dicho valor era sumamente difícil de alcanzar en una dieta convencional, por lo que llegar al mismo significaba casi con seguridad un consumo con la intención de sacar ventajas competitivas.

No obstante, y a pesar de que numerosos científicos del deporte siguieron tratando el tema y muchos sugirieron beneficios para el rendimiento deportivo, la cafeína fue removida por el COI del listado de sustancias prohibidas en enero de 2004. A partir de entonces, la cafeína se hizo presente en la composición nutricional de numerosos productos deportivos como barras, geles y bebidas.

Básicamente son dos los aspectos relacionados con el deporte en los que la cafeína tiene incidencia según muchos estudios.

El primero de ellos es a nivel nervioso, ya que estimula la capacidad de alarma, acorta el tiempo de reacción, aumenta la concentración y retrasa la aparición de la fatiga. Sin dudas son ventajas importantes en muy diversas especialidades, desde pruebas explosivas hasta otras de fondo.

El otro factor a considerar es la relación de la cafeína con las grasas. Aquí muchos informes coinciden en que, en dosis mayores a los 5mg/kg de peso corporal, la cafeína aumenta el uso de triglicéridos que representan la forma de almacenamiento de los ácidos grasos libres en el tejido adiposo y el músculo esquelético.

Esto permitiría aumentar la concentración de ácidos grasos en la sangre y por ende su utilización como combustible durante un lapso mayor de tiempo. Así se logra un ahorro del glucógeno muscular, el cual resulta sumamente provechoso en pruebas prolongadas.

También cabe mencionar que la cafeína ayuda a las contracciones musculares, ya que libera calcio de sus lugares de almacenamiento en los miocitos. Esto es productivo tanto en ejercicio aeróbico como anaeróbico.

De cualquier modo, se debe cuidar no excederse en el consumo de cafeína. Sus efectos son muy conocidos: aumenta las pulsaciones, puede causar insomnio, ansiedad y dolores de cabeza.

Si bien muchos advirtieron de un posible efecto diurético, son varias las voces que se alzaron para asegurar científicamente que el consumo de cafeína no puede conllevar riesgos de deshidratación en la práctica deportiva.

Por último, hay que considerar que los consumidores habituales de cafeína se insensibilizan ante la misma, y por ello los efectos deportivos disminuyen. Sin embargo, 4 días de abstinencia serían suficientes para volver a sensibilizar a una persona ante los efectos de la sustancia.

1 comentario:

ruiz dijo...

muy buen blog , bastante interesante . he pasado horas leyendolo , esta muy bien elaborado y tiene mucha informacion que me ha sido de gran ayuda , muchas gracias , lo he puesto como pagina principal en mi explorador ,